Se trata de tres mujeres y un adolescente que iban en una camioneta que quedó destruida tras un vuelco sobre la Ruta Nacional Nº 12, en inmediaciones a Hipólito Yrigoyen. Todos fueron llevados a Posadas.

Una familia correntina, integrada por una mujer y tres jóvenes, salvó su vida de milagro, luego de protagonizar un vuelco cuando iban en su camioneta sobre la Ruta Nacional Nº 12, en inmediaciones de la localidad misionera de Hipólito Yrigoyen. Todos debieron ser hospitalizados de urgencia y si bien sobrevivieron, sufrieron heridas graves. El vehículo quedó destruido. 

La información la difundieron los colegas misioneros de Primera Edición. Detallaron que el siniestro se produjo pasado el mediodía del jueves, sobre la mencionada ruta, en inmediaciones al kilómetro 1.429. Las víctimas iban en una Toyota, en sentido Norte-Sur, y presuntamente a alta velocidad, por el estado en que luego quedó el rodado. Todos fueron identificados, se trata de Patricia Sosa, de 49 años, quien manejaba al momento del despiste, dos jóvenes mujeres de apellido Colombo, de 19 y 22 años y un adolescente de 16. El informe de la policía local, determinó que fue la conductora quien perdió el control del volante, por causas que todavía se investigan, y que por esto el vehículo despistó, dio varios tumbos y volcó hacia el lado derecho de la ruta.  Como consecuencia, tanto ella como el resto de los ocupantes, terminaron con lesiones de diversa consideración y debieron ser rescatados del interior de la camioneta, por el personal especializado de la Policía y los Bomberos de la zona.  "En primera instancia todos fueron llevados hasta un centro asistencial de la localidad de Jardín América, pero debido a la gravedad de las lesiones que sufrieron, posteriormente los médicos decidieron la inmediata derivación al hospital escuela Ramón Madariaga de Posadas", indicaron en el medio misionero.   SITUACIÓN COMPLICADA   El primer parte médico que se difundió indicó que las dos mujeres jóvenes, sufrieron, politraumatismo tobillo derecho (la primera) escoriaciones en miembros inferiores (la segunda); Sosa sufrió politraumatismo de cráneo y su estado es reservado; y el adolescente, tiene un traumatismo cervical.  Por una cuestión propia de la investigación, los investigadores de la sección Criminalística de la policía local, le practicaron un examen de alcoholemia a la conductora, cuyos resultados no trascendieron hasta el momento.    Fuente:www.diarioellibertador.com.ar

Compartir

Comentarios