La casi totalidad de los gremios convinieron en 2017 porcentajes de mejora que oscilaron entre el 18 y el 24 por ciento, aunque una de las características de ese proceso fue la inclusión de cláusulas gatillo, el pago en tramos y las sumas fijas. La superación de esa pauta durante el año que concluyó, y el reciente anuncio gubernamental de cambios de esas expectativas en 2018, estimadas en un tope de 15 puntos, obliga a los sindicatos a barajar y dar de nuevo y a analizar los reclamos.

Los bancarios firmaron en 2017 una paritaria anual del 19,5 por ciento, más otro 4% por actualización de la inflación del año anterior; los estatales obtuvieron el 18; comercio, los estacioneros, los petroleros y los aduaneros lograron un 20, y porteros, Uocra, marítimos y portuarios e industria naval se alzaron con un 21.

  Tras una conciliación obligatoria en diciembre, este 15 de enero los bancarios retomarán las negociaciones por una suba salarial que este por encima del 15 por ciento para este año. El gremio docente ya adelantó su oposición a convenir aumentos por debajo de la pauta inflacionaria de 2017 y de sus proyecciones futuras; en tanto, los sindicatos con representación nacional continúan exigiendo la paritaria federal. Los dirigentes gremiales aguardan el momento de la convocatoria a la mesa del diálogo, y, mientras tanto, aceitan mecanismos internos para posicionarse de la mejor manera ante la posibilidad de ofrecimientos que resulten “totalmente insatisfactorios. Ante este proceso complicado, los gremios adelantaron que las paritarias serán muy movidas durante todo el presente año. s   Fuente:www.nortecorrientes.com

Compartir

Comentarios