Todo indica que la menor falleció a causa de las lesiones sufridas tras el ataque sexual que le ocasionó un paro cardiorrespiratorio. Hay otros cuatro hombres y una mujer del vecino país aprehendidos, cuya participación está siendo investigada.

Un ciudadano brasileño está seriamente comprometido con la brutal violación y muerte de la chica de 15 años encontrada sin vida en la tarde del martes en un inquilinato del barrio San Marcos.
Fuentes judiciales revelaron que la menor falleció a causa de un paro cardiorrespiratorio, ya que se habría desangrado luego del salvaje ataque sexual. En base a los informes de la autopsia, la carátula sería supuesta violación con acceso carnal seguida de muerte.
La investigación policial determinó que la madre de la chica fallecida se encontraba junto al grupo de brasileños que hacía cuatro meses alquilaban el lugar, ubicado por calle Honduras, entre las avenidas Maipú y La Paz. 
Justamente al mediodía compartieron un asado y consumieron bebidas alcohólicas porque celebraban el cumpleaños de uno de ellos. Los cinco hombres y una mujer, todos del vecino país, trabajan como vendedores ambulantes, según indicó a este medio una fuente de la investigación.
Uno de ellos está seriamente comprometido con el caso.
La Policía, entretanto, procedió al secuestro de diversos elementos y materiales que ya se sumaron al expediente, y partir de esto, además de los testimonios que surjan, se irá determinando la responsabilidad que podría caberle a cada uno. 
Aún existen dudas con respecto a algunos detalles del hecho, sin embargo, los pesquisas tienen certezas de la participación directa de uno de ellos. La madre de la menor fallecida también apuntó contra un sospechoso. Ante Radio Dos señaló que “no pude hablar con el muchacho que habría matado a Irina. El frecuentaba por acá, mi hija gustaba de él pero yo le hablaba mucho a ella”, expresó Griselda López.
Agregó además que “ella vive conmigo, estaba con los chicos esos. Lo que pasó fue un descuido, porque está siempre conmigo”, sostuvo.
“Yo estaba lavando ropas y el bebé de mi hija estaba durmiendo. Cuando se despertó no sabíamos dónde estaba mi hija. Me dijeron que se fue a buscar carne y no sabíamos dónde estaba, y mi hija más chica la encontró en una pieza, tirada, desnuda, ensangrentada”, describió.
La menor fue encontrada por su propia hermana en la habitación que era alquilada por la ciudadana brasileña en el mismo inquilinato.
Estaba -aseguran- desnuda y en un charco de sangre producto de las heridas que presentaba tanto vaginal como analmente. 
El resultado del informe final de la autopsia será determinante para afianzar la carátula de la causa, entretanto el proceso investigativo avanza a pasos firmes, sumando la mayor cantidad de elementos posibles a fin de llegar al esclarecimiento del brutal hecho que por estas horas sacude a la comunidad correntina.

  Fuente:www.ellitoral.com.ar

Compartir

Comentarios