Los fuertes vientos provocaron voladuras de techos, caídas de árboles, postes del tendido eléctrico y transformadores. También se dañaron tendaleros de horticultores. Goya, Carolina, Santa Lucía, Santa Rosa, Mercedes, Yofre, Libres y Tapebicuá fueron algunas de las afectadas.

Después de varias jornadas con altas temperaturas, ayer se registraron fuertes vientos en distintos lugares de la provincia. Estos provocaron voladuras de techos, daños en tendaleros y en el tendido eléctrico. En diferentes poblaciones lograron restablecer el suministro, pero en algunas, hasta el cierre de esta edición aún seguían a oscuras.

“Aproximadamente a las 6.30 comenzamos a trabajar con el personal municipal”, afirmó a El Litoral el intendente de Yofre, Leonardo Aguirre, quien a la tarde continuaba recorriendo la zona rural. 
Sólo en el área urbana registraron daños en los techos de 17 viviendas. Como una solución provisoria, colocaron plásticos y esperan hoy poder avanzar con la reposición de las chapas. “Les ofrecimos trasladarlos a otro lugar pero ninguna familia quiso dejar sus casas, es entendible”, acotó el jefe comunal que el lunes pasado inició su gestión.

 

“En los últimos 10 días se quemaron más de cuatro mil hectáreas en la Provincia”, alertó el director de Defensa de la Provincia, Eulogio Márquez.


“En la parte urbana la luz se restableció a las 15 pero está un poco más complicado en los parajes Capitá Mini y Paso Pucheta porque se cayeron muchos postes del tendido. Y al no tener electricidad tampoco pueden prender las bombas para sacar agua”, detalló el titular del Ejecutivo de Yofre.
Y si bien, la cantidad de milímetros de lluvia caída no fue abundante, “en un momento de la mañana, el personal municipal tuvo que dejar de usar las motosierras”.

49 postes y 12 horas
Por su parte, el director de Defensa Civil de la Municipalidad de Mercedes, Martín Aguilar comentó al ser consultado por este diario que desde las 6.30 y hasta las 18, el personal de la citada área estuvo trabajando para reparar los daños provocados por los fuertes vientos  cuya intensidad “llegó a ser de 90 y  hasta 110 kilómetros por hora”, precisó.
Tras lo cual comentó que -durante la mañana- también colaboraron los bomberos para poder asistir a tres familias que fueron afectadas por la voladura de techos de sus casas. En este punto aclaró que esos daños se registraron en diferentes barrios: San Martín, Sagrada Familia y Castello.
Además, según informó Multimedios Impacto, una casa precaria en la barriada conocida como San Pedro quedó destruida. Por ello, la familia que posee tres niños, ayer solicitaba ayuda para poder al menos disponer de elementos básicos.
Asimismo, hubo serias dificultades con el suministro de electricidad y del servicio de telefonía porque “cayeron 49 postes del tendido y por supuesto los cables”, afirmó Aguilar.
Por eso, a las 18.30 recién comenzó a normalizarse la provisión de energía. “Estimamos que para la noche ya todos deberían tener luz en sus casas”, concluyó el titular de Defensa Civil de la Municipalidad de Mercedes.

Operativo de limpieza
En Curuzú Cuatiá, la gestión liderada por José Irigoyen y en Libres, por Martín Ascúa, desde horas tempranas desplegaron operativos para retirar árboles caídos en sus respectivas ciudades como así también ayudar a restituir los postes del tendido que fueron dañados.
“En estos momentos estamos recorriendo las diferentes zonas”, expresó Ascúa al ser consultado por este diario, unos minutos antes de las 12. 
Precisamente, en ese momento, junto con el director  de Defensa Civil, Alcides Acuña, estaban supervisando las tareas que estaba realizando el  equipo de la Secretaría de Obras y Servicios Públicos de la Municipalidad de Paso de los Libres.

Relevamiento
“Acá el temporal comenzó aproximadamente a las 5 con fuertes vientos. Estuvimos recorriendo la ciudad y trabajando para retirar las ramas caídas y registrar los daños en las viviendas”, manifestó el intendente de Goya, Ignacio Osella, en diálogo con El Litoral mientras continuaban con las tareas de relevamiento.
En este sentido, estimó que el número de domicilios que sufrieron voladuras de techos no superarían los 30. No obstante, aclaró que hoy  tendrán un informe con datos exactos.
Al igual que en las demás poblaciones, también tuvieron dificultades con el suministro de electricidad debido a la caída de postes y cables del tendido. Sobre esto, indicó que “en plena tormenta, en la estación Sur explotó uno de los tableros. La Dpec ya estaba trabajando para intentar que, antes  que se haga de noche, quienes viven en esa zona puedan tener luz eléctrica”.

En el campo y la ciudad
En la zona rural de los departamentos de Goya y Lavalle, los fuertes vientos afectaron invernaderos de  horticultores.
“Nos estamos comunicando con los productores de toda la zona. A algunos se les daño el plástico, a otros también se les cayó la estructura”, explicó Pablo Blanco desde la Asociación Hortícola Río Santa Lucía. Y si bien aclaró que todavía no pudieron registrar todas las zonas afectadas, de acuerdo con los testimonios que escuchó, “los daños en algunos casos son del 30% del total de los invernaderos y en otros, un poco más. Seguramente mañana (hoy); podremos tener más precisiones al respecto”, indicó.

Unos $3 mil
Ante la consulta de este diario sobre cuánto -aproximadamente- costaría reparar cada invernadero, Blanco estimó que “un rollo de plástico de 8 metros de ancho por 50 metros de largo cuesta unos $3 mil. A eso hay que sumarle otros costos, como ser clavos y si hay que recambiar las estructuras de madera”.
Una cifra que “para los pequeños productores es un monto considerable”, destacó el titular de la citada asociación que, inmediatamente, acotó que “el lado positivo es que sólo algunos tenían producción en esos invernaderos. Eso reduce las pérdidas. Pero también es cierto que los productores necesitan recuperar los invernaderos porque están en la época de preparación del suelo para comenzar a trabajar en los cultivos, a partir del próximo mes”.
“En mi caso, estaba terminando de acondicionar los tendaleros porque entre el 10 y el 15 de enero quería comenzar con los trasplantes”, contó a El Litoral Juan Sotelo, un horticultor de Santa Lucía que posee ocho invernaderos. Consultado sobre qué hará, expresó que si no recibe ayuda del Estado -ya sea municipal o provincial- “despacito, de acuerdo con mis posibilidades, volveré a repararlos. No nos queda otra que volver a empezar”, remarcó.

Transformador caído
Mientras en los campos relevaban los daños, en el área urbana de la Municipalidad de Santa Lucía trabajaban para reparar los techos dañados y retirar tanto las ramas como los árboles caídos.
Asimismo, personal comunal colaborará con la Dpec para levantar un transformador que cayó en el barrio La Estancia. “Están tratando de restablecer el suministro, veremos qué sucede”, admitieron a este diario desde la zona, ayer a las 18.
En otro sector de la provincia, en Santo Tomé, también se registraron voladuras de techos. Así lo informó FM Mercosur. Y, hasta el cierre de esta edición, no se logró obtener datos oficiales al respecto.

Fuente:www.ellitoral.com.ar

Compartir

Comentarios