En conferencia, ayer el Jefe comunal expuso la situación financiera del Municipio: $28.039.109,97 se adeudaría a proveedores y otros $30.245.588 corresponden a cheques emitidos con pago diferido. De ese total, para marzo deberían saldar al menos $35 millones.

El intendente de Goya, Ignacio Osella -antes y después de asumir- había manifestado su preocupación por el estado de las finanzas comunales. Y si bien entre las primeras medidas que adoptó estuvo declarar la emergencia tanto económica como ambiental, ayer en conferencia de prensa brindó detalles sobre las deudas heredadas, como así también de los recursos que necesita reunir para abonar sueldo y aguinaldo.

 

tión eran un verdadero orgullo”.
Mientras que ahora la definió como “calamitosa” e inmediatamente describió que “encontramos tres camiones en la Secretaría de Obras Públicas, camiones volcadores que no funcionaban, otros con distintos tipos de inconvenientes. El resto no funcionaba, algunos están sin motor, desguazados. Otros, con posibles soluciones relativamente rápidas”.
En tanto que hay “tres camiones de Obras Públicas, una retroexcavadora en funcionamiento del Prodego, otra retroexcavadora que habíamos comprado hace unos años que todavía funciona; dos motoniveladoras nuevas que están funcionando y que son las que se compraron a través del leasing del Banco Nación”. A lo que se suman “13 motoguadañas, un par de hidroelevadoras de la Dirección de Luminotecnia y dos camiones grúas. En este caso hay un hidroelevador y una grúa con problemas”, concluyó Osella.
“Es todo lo que recibimos. El resto está desguazado, en mayor o menor medida”, planteó y al mismo tiempo aclaró que “está en pleno funcionamiento el camión y varias camionetas en razonable estado”.
Para poder reparar aquellas maquinarias que todavía están en condiciones de funcionar, implicará “conseguir que los proveedores nos fíen y ese es un problema que, entre otras cosas, motivó la declaración de emergencia”, afirmó el titular del Ejecutivo goyano. 

Judicialización
Luego, los funcionarios se refirieron a otra de las cuestiones que suscitaron fuertes controversias -antes de la jura- entre la gestión saliente y la que se inició el pasado domingo: el número de empleados que posee la Municipalidad.
“Cuando nosotros nos fuimos -esto está escrito- dejamos 1.365 personas. Y en cuatro años se duplicó la planta de personal”, afirmó el Intendente, quien señaló que de acuerdo al informe remitido por el ex jefe comunal ahora son 1.064 (planta permanente); 187 (contratados); 417 personas (jornalizados), 937 (por expedientes) y otras 20 personas más; lo cual hace un total de 2.625 empleados”, precisó el Intendente. 
Seguidamente, ratificó que están analizando presentaciones judiciales porque objetan que en los últimos meses de la gestión que concluyó pasaron a planta 508 personas. De ese total, 198 fueron incorporadas como permanentes en agosto pasado y las otras 311 en noviembre. 

Deudas
Osella prosiguió la conferencia con detalles de la deuda flotante que, según lo informado por el ex jefe comunal Gerardo Bassi, sería de $28.039.109,97. En este punto aclaró que ese dinero corresponde a pagos pendientes con proveedores.
“Nosotros en marzo (de 2018) tenemos que estar saldando esta deuda” o bien “renegociando el pago”, alertó el Intendente, quien remarcó que a ese monto se sumarían otros $30.245.588 que corresponden a cheques emitidos con pago diferido hasta agosto del 2018. 
Precisamente, de este último monto, en marzo ya deberían cancelar $7 millones. Considerando esa cifra y los más $28 millones de la deuda flotante, en el primer trimestre de mandato, la actual gestión tendría que abonar $35 millones. 
Y en paralelo, reunir recursos para el pago de haberes. Sólo para “el sueldo de diciembre, aguinaldo y las cargas sociales necesitamos $27.943.823”, remarcó. A la vez que adelantó: “Tenemos que sentarnos a dialogar con el Gobernador, luego con los acreedores y analizaremos la situación del personal”.

Fuente:www.ellitoral.com.ar

Compartir

Comentarios