Comerciantes y distribuidores aseguran que hay poca demanda con respecto a años anteriores. Esperan que a mediados de mes se reactive la actividad. Descartan que se registren aumentos e inclusive se podrían dar rebajas y promociones para incentivar el consumo.

Comerciantes y distribuidores de productos navideños se muestran preocupados por las escasas ventas a esta altura del año. Esperan que en la segunda quincena del mes mejore la situación con el cobro del aguinaldo y los plus salariales. Descartan que se registren aumentos en los precios, e incluso podrían darse rebajas y promociones en los próximos días. (Ver página 9).

  SITUACIÓN ACTUAL   El último mes del año empezó y los comercios de la ciudad se ven repletos de productos navideños como pan dulces, budines, sidras y bebidas fizz. Tradicionalmente, la última quincena de noviembre y todo diciembre es la época fuerte para la comercialización de los mencionados artículos, pero este año la situación parece ser diferente ya que la venta está estancada. La situación preocupa a los comerciantes y les hace replantear sus estrategias de venta.  Un distribuidor de una reconocida marca de pan dulces y budines comentó a EL LIBERTADOR que "la venta está muy floja en comparación con lo que pasaba años anteriores. El año pasado fue el peor de todos y si bien este está un poco mejor aún no se equipara con lo que pasaba hasta el 2015", explicó.  Sobre el nivel de demanda de productos, dijo: "Los supermercados por ahí compran un poco más, pero los comercios más chicos son muy cautelosos a la hora de hacer pedidos. Están esperando a ver qué pasa en los próximos días". Sobre las expectativas de reactivación para las próximas semanas, señaló: "Creemos que la próxima semana va a repuntar la venta y que va a ir creciendo hasta fin de mes a medida que se vayan cobrando los aguinaldos y sueldos. Si bien la temporada no comenzó bien, hay bastante expectativa".    BAJAS Y  PROMOCIONES    Este año, todos los productos navideños sufrieron aumentos de entre el 10 y el 20 por ciento con respecto a la temporada anterior. Sobre la posibilidad de que se registren nuevos incrementos especulativos al acercarse las fiestas, aseguró que "no va a aumentar nada, menos con la poca venta que hay", y además agregó que "si la situación no mejora, seguramente en los próximos días se van a ver descuentos o promociones en las góndolas para incentivar el consumo". Para finalizar, el comerciante dijo que, aunque la comercialización se reactive en los próximos días, los comercios van a quedar con stock luego de las fiestas, por lo cual "se seguirá vendiendo durante el verano lo que quede, especialmente lo que tiene que ver con bebidas alcohólicas de temporada", concluyó.   Fuente:www.diarioellibertador.com.ar

Compartir

Comentarios