Un agente del sector negó que haya un incremento excesivo en los precios y detalló cuáles son las falencias y limitaciones en esta ciudad que se caracteriza por recibir a estudiantes universitarios, lo que moviliza ese ámbito en esta época del año. Los lugares más buscados y los más cotizados, evidentemente, son los cercanos a la Facultad.

El agente inmobiliario y corredor de comercio de Santo Tomé, Román Naya, brindó una perspectiva en relación a los alquileres, los cuales en esta época del año genera todo un movimiento particular, debido a la llegada de nuevos estudiantes universitarios a la ciudad, quien negó que haya un incremento excesivo en los precios y detalló cuáles son las falencias y limitaciones del mercado inmobiliario local.

"Estamos iniciando la temporada alta en cuanto a alquileres, debido al inminente ingreso de nuevos estudiantes, principalmente de la Facultad de Medicina de la Fundación Barceló y efectivamente, ya está comenzando a llegar gente de otras partes para inscribirse en las distintas carreras y, en consecuencia, se mueve nuevamente la demanda", señaló a Digitalsantotome. En esta oportunidad se mostró expectante, debido a que su local inmobiliario recibe muchas consultas, que "las realizan vía Internet, telefónicamente y de manera personal cuando quieren tener una idea más acabada en cuanto a precios, condiciones, etcétera".   LOS PREFERIDOS   En esta época, hay preocupación de los futuros inquilinos para asegurar un lugar; y como siempre, los lugares más buscados y los más cotizados son los cercanos la Facultad. "Una de las características principales del estudiante novato es que viene acompañado de sus padres y siempre buscando un departamento lo más cerca posible del lugar donde va a estudiar; y un dato que llama mucho la atención en estos casos es que, muchas veces, departamentos que están a cinco o seis cuadras de la facultad a ellos le parecen lejos, cuando sabemos que en otras ciudades los departamentos suelen estar a 20 o 30 cuadras de los lugares de estudios". "Con el pasar del tiempo y a medida que se dan cuenta que la ciudad es tranquila, se van mudando a los más alejados del casco céntrico, que son relativamente más accesibles y muchas veces más amplios y con mayores comodidades", advirtió.
  Muchos propietarios son los formadores de precios   SANTO TOMÉ. Consultado por el tema del precio, el agente inmobiliario, Román Naya, aseguró a Digitalsantotome que no hubo hasta el momento una gran suba pese a la delicada situación económica del país. "Nosotros hablamos permanentemente con los dueños de los inmuebles para que los precios sean acordes, porque en la mayoría de los casos son los propietarios quienes establecen el precio y no la inmobiliaria, salvo algunos pocos casos de clientes que vienen trabajando desde hace ya algunos años y permiten que sea la inmobiliaria la que determine el valor de los alquileres", puntualizó. También reveló que en este rubro, lo principal es que los propietarios tengan siempre ocupados sus inmuebles y por eso cuando alguno está un poco excedido en el precio, inmediatamente se trata de hacerles ver o entender esta regla, porque lo peor que le puede pasar al dueño de un departamento, casa, o local de alquiler es tenerlo desocupado", subrayó. Para ser más preciso, informó que departamentos de un dormitorio en cercanías de la facultad se consigue a partir de los 3.800 pesos y llegan hasta los 4.600, pero sin amoblamiento. Una de las características de las unidades de alquiler en Santo Tomé es que son sin amoblamiento, salvo excepciones. En cuanto a los servicios, estos en la mayoría de los casos, son aparte del costo del alquiler. "Nosotros en los contratos siempre dejamos bien explícito que todo lo que sea servicios es de competencia y responsabilidad del inquilino. Alguna excepción se da con el tema del agua cuando hay un solo medidor por lote que los obliga a dividirse los gastos", añadió, tal como sucede en la ciudad de Corrientes u otras. Una vez más, Naya desestimó que los precios en Santo Tomé sean elevados, al compararlo con los de otros lugares. "Lo que pasa es que si comparamos con otras ciudades vecinas, acá hay un mercado inmobiliario muy alto, es decir, hay mucha demanda de alquiler, y por eso es lógico que los alquileres aquí sean más caros; pero si nos comparamos con ciudades que tienen ofertas académicas o universitarias vamos a encontrar que no hay grandes diferencias en cuanto a los precios", aseguró.   Fuente:www.diarioellibertador.com.ar

Compartir

Comentarios