Salarios, jubilaciones y paritarias: son los tres ejes que ocupan hoy las preocupaciones del gremio docente, en la provincia como en el resto del país. Consultado ayer al respecto por EL LIBERTADOR, el secretario general del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación de Corrientes (Suteco), Fernando Ramírez, advirtió que el 82 por ciento móvil con que se ajustan las jubilaciones en la Provincia "se hace pedazos en la medida que no mejoremos los básicos".

Ramírez estimó que en los dos últimos años la caída del haber jubilatorio para el sector alcanzará casi al 30 por ciento. Reivindicó que se haya logrado para los maestros correntinos que el salario de bolsillo se ubique por encima de la línea de pobreza, aunque no dejó de señalar que ese ingreso se fue amesetando. Otra señal de alerta que lanzó el dirigente gremial tiene que ver con el Fondo de Garantía de Sustentabilidad establecida en la Ley del Fondo de Incentivo Docente: es que no está contemplado en el Presupuesto Nacional 2018. Lamentó además que programas para fortalecer la inclusión educativa, como las becas Progresar, Conectar Igualdad y otros, se hayan dejado de lado. "Se desmanteló todo", se quejó. En cuanto a las paritarias para las negociaciones salariales y laborales en el sector docente de la provincia, dijo: "Esperemos que (el gobernador electo Gustavo) Valdés las convoque". Ese mecanismo está fijado en una ley que hasta el momento no se cumple. Ramírez participó en un plenario nacional de la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera), desde donde aseguraron que "hay una clara intención de cercenar las conquistas y derechos de los trabajadores de la educación".  Por ello los gremios docentes agrupados en Ctera se declararon en Estado de Alerta y Movilización, frente al paquete de reformas que presentó el Gobierno que modificará el régimen laboral, tributario y previsional "con la clara intención de cercenar las conquistas y derechos de los trabajadores de la educación", según el análisis realizado desde la entidad nacional. "Son las mismas medidas que ya vivimos en la década de los '90 y que dejaron muchos a compañeros jubilándose a los 80 años y con salarios muy bajos. Hoy hablamos del 82 por ciento móvil y en ese momento un docente se jubilaba con el 50 por ciento de su salario", señalaron voceros del sector. Desde el gremio también adjudicaron a la avanzada contra los trabajadores la decisión del Gobierno de no convocar este año a la paritaria nacional docente como establece la Ley de Financiamiento Educativo, algo que provocó que el conflicto con los maestros se extendiera una vez iniciado el ciclo lectivo con marchas masivas al Ministerio de Educación. Además, declararon que se opondrán a "cualquier intento de ajuste y flexibilización laboral" y convocaron a un plenario para decidir las acciones a seguir. "La reforma laboral plantea pérdida de derechos para todos los trabajadores, incluidos los docentes. Avanza sobre derechos que existen desde la década del 40", afirmó una dirigente, que confirmó también que continuarán reclamando que el Gobierno los convoque a la paritaria nacional.

Podrían ir contra el 4x1 El titular del Suteco, Fernando Ramírez, aconsejó a los docentes correntinos a ponerse en guardia contra supuestos intentos de cercenar su régimen jubilatorio. Deslizó que el acuerdo de "armonización" con el régimen jubilatorio nacional, podría afectar negativamente al sistema del 4x1 que rige para la jubilación docente correntina (cada cuatro años de trabajo, se agrega uno a los efectos de contabilizar los años de trabajo a los efectos jubilatorios). "Con este régimen, los docentes varones se jubilaban a los 57 años y las mujeres entre los 52 y los 53", apuntó Ramírez. Recordó que "aportamos el 20 por ciento de nuestro salario. Es decir, aportamos más. Por eso el nuestro es un régimen especial". El presidente Mauricio Macri atacó los regímenes de retiro "de privilegio", interpretándose que claramente se refería al sector docente, entre otros. Ramírez defendió el sistema actual, habida cuenta que el desgaste del trabajo docente hace que llegue muy deteriorado a los 65 o 70 años. En este punto fue donde hizo notar que el 82 por ciento móvil que se aplica en la provincia para los jubilados "se hace pedazos en la medida que no mejoremos los básicos". También dijo que contribuye a ese deterioro "los montos en negro. Estamos sumando muchos montos en negro", advirtió. Explicó que las jubilaciones, en realidad, no llegan al 82 por ciento. Estarían en el orden del 79 por ciento móvil. El problema, para Ramírez, es que el básico viene cediendo. Ubicó en el 25 por ciento el año pasado y 17,5 este año. Eso hace un total de 42,5 por ciento en dos años, mientras que en ese mismo período la inflación escaló cerca del 65 por ciento. En definitiva, Ramírez estimó que en los dos últimos años la caída del haber jubilatorio para el sector alcanzará casi al 30 por ciento. Para mantener el nivel jubilatorio y recibir el 82 por ciento móvil, en esos dos años el básico debería haberse ajustado en un 70 por ciento; pero fue del 41 por ciento el año pasado y cerca del 27 por ciento este año (68 por ciento en dos años). Otra amenaza: los fondos para provincias del Presupuesto Nacional. Según el gremialista, "el Fondo de Garantía de Sustentabilidad establecida en la Ley del Fondo de Incentivo Docente no está contemplado en el Presupuesto 2018". "Esta cuestión -agregó- la intentaremos conversar con los representantes de Corrientes en el Congreso nacional. Sería bueno que Perica Semhan (diputada nacional de ECO + Cambiemos) se ocupe especialmente de este tema, ya que ella es de extracción docente". Observó que los legisladores "tienen suculentas dietas, mientras que a nosotros nos cuesta mucho esfuerzo sostener nuestros salarios. Ellos logran muchas cosas, pero para Corrientes nada". Frente a esa posibilidad de deterioro salarial y jubilatorio, Ramírez dijo que habrá un plan de acción: "La semana que viene haremos un congreso de Ctera, donde seguramente se establecerá una movilización que podría terminar en un paro nacional", dijo. "Estamos con la idea de preparar un congreso pedagógico en nuestra provincia, igual que se hará en otras provincias argentinas, para desembocar finalmente en un congreso nacional, para definir dónde quedará parada la educación argentina tras los anuncios hechos por el presidente Macri", concluyó.

En primera persona
Consultado ayer al respecto por EL LIBERTADOR, el secretario general del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación de Corrientes (Suteco), Fernando Ramírez, advirtió que el 82 por ciento móvil con que se ajustan las jubilaciones en la provincia "se hace pedazos en la medida que no mejoremos los básicos". 

Desde la dirigencia gremial, estimaron que en los dos últimos años la caída del haber jubilatorio para el sector alcanzará casi al 30 por ciento. Reivindican que se haya logrado para los maestros correntinos que el salario de bolsillo se ubique por encima de la línea de pobreza, aunque no dejan de señalar que ese ingreso se fue "amesetando".
  Otra señal de alerta que lanzó Ramírez tiene que ver con el Fondo de Garantía de Sustentabilidad establecida en la Ley del Fondo de Incentivo Docente: es que no está contemplado en el Presupuesto Nacional 2018. Lamentó además que programas para fortalecer la inclusión educativa, como las becas Progresar, Conectar Igualdad y otros, se hayan dejado de lado. "Se desmanteló todo", se quejó.   Fuente:www.diarioellibertador.com.ar

Compartir

Comentarios