La administración ricardista participó en la mesa que gestó las medidas. Desde San Juan ven con malestar el impuesto al vino. Dujovne jura que no habrá efectos negativos sobre las cajas provinciales.

El Gobierno de la Provincia de Corrientes destila optimismo. Es que los anuncios de reforma fiscal, previsional, laboral e institucional que anticipó el presidente Mauricio Macri al arrancar la semana, lo hacen prácticamente parte de la estrategia nacional diseñada por la Administración nacional.

En otras provincias, en cambio, persisten las dudas. Una de las voces más expresivas provino ayer de un diputado de la provincia de San Juan, quien alertó que los anuncios sobre el aumento del impuesto al vino podrían causar estragos en la economía regional cuyana. El gobernador oficialista de Mendoza, el radical Alfredo Cornejo, por ahora, al respecto guarda silencio. De todos modos, dentro de un arco que va desde el optimismo galopante al escepticismo reservado, el próximo martes los ministros de Economía de las provincias se reunirán en el Consejo Federal de Inversiones (CFI) para hacer números y comprobar si la neutralidad prometida por el ministro de Hacienda nacional Nicolás Dujovne es real. Minutos después de presentar detalles de la ley impositiva que enviará al Congreso, Dujovne recibió a legisladores que integran la Bicameral de reforma tributaria y les aseguró que las provincias no perderán plata. Muchos legisladores estaban preocupados por las anunciadas bajas al impuesto a las Ganancias, al cheque y al IVA, todos en forma gradual pero de fuerte impacto en la recaudación y por lo tanto en la porción que se coparticipa con las provincias. El senador Juan Manuel Abal Medina lo planteó y Dujovne aseguró que la merma en esa recaudación será compensada con el impuesto a la renta financiera y las subas al IVA de autos de alta gama y de bebidas alcohólicas y azucaradas, otros de los anuncios durante la tarde de ayer. El senador correntino y presidente del bloque de Cambiemos del Senado nacional, Pedro Braillard Poccard, aclaró ayer que el plan de reformas "será un acuerdo, no una imposición del Gobierno nacional" (ver aparte). Tras la reunión de la Comisión Bicameral con la que se reunió Dujovne, fue el diputado José Luis Gioja quien frente al anunciado impuesto a las bebidas dijo que "algo así sería devastador para las economías regionales de las provincias viñateras, especialmente para San Juan y Mendoza", y agregó que "el Gobierno nacional no tiene ni la más mínima idea de lo que pasa más allá de la avenida General Paz". Los diputados Axel Kicillof (FpV) y Marco Lavagna (Frente Renovador) advirtieron sobre un vaciamiento de la Anses por la merma de la recaudación del impuesto al cheque, que el Gobierno propuso en un proyecto de ley destinar en un 70 por ciento a cubrir el déficit del organismo, una cifra incierta. REFORMA  LABORAL   En la jornada de ayer se siguió hablando de las reformas que vienen y que impactarán a lo largo y ancho de la geografía nacional. También en Corrientes, naturalmente. Así, trascendió que el ministro de Trabajo, Jorge Triaca enviará esta semana al Congreso de la Nación un proyecto de reforma laboral cuya base está centrada en una iniciativa que elaboró a principios de año el secretario de Empleo, Miguel Ponte. Más allá de los acuerdos sectoriales que firmó el Gobierno -el primero fue el de Vaca Muerta en enero pasado y el último el firmado ayer con el sector lácteo-, se está preparando un fuerte golpe a la industria del juicio laboral y un cambio con respecto a lo ocurrido en la jurisprudencia en materia laboral desde fines de los 90 hasta la fecha. Según pudo saber el portal de noticias Infobae, en la reforma laboral que el Gobierno enviará al Congreso habrá un cambio en la definición del concepto de salario del trabajador. Esta redefinición del salario tendrá como objetivo limitar las demandas salariales indemnizatorias que desde fines de los 90 incluyen rubros llamados no dinerarios o beneficios que dan las empresas a los trabajadores, como celulares, vehículos y medicina prepaga. Dicho de otra forma, se buscará separar el salario de los beneficios que otorga el empleador a un trabajador. "La Ley de Contrato de Trabajo establece como definición que el salario es toda aquella remuneración en contraprestación por un trabajo, pero la misma se ha ido deformando y ha incorporado beneficios que otorga el empleador que no forman parte de ese salario. Entonces, el trabajador cuando inicia un juicio contra un empleador puede reclamar además del salario propiamente dicho por muchos conceptos más como la prestación de la medicina prepaga, la utilización de un teléfono celular, del auto que le da la empresa y eso provoca que los juicios laborales lleguen a cifras astronómicas que pueden llevar a la quiebra de la empresa", manifestó a Infobae un funcionario del Gobierno. Esta redefinición del salario tendrá como objetivo limitar las demandas salariales indemnizatorias que desde fines de los 90 incluyen rubros llamados no dinerarios o beneficios que dan las empresas a los trabajadores, como celulares, vehículos y medicina prepaga. "Esta reforma laboral también buscará dar fin a las llamadas acciones denominadas por solidaridad. Estas incluyen no sólo al empleador de la actividad del trabajador, sino también a la empresa que desarrolla la actividad principal. En la actualidad, un trabajador puede hacerle juicio a su empresa pero también a la que desarrolla la actividad principal", comentó el funcionario a este medio. Un abogado laboralista consultado por Infobae manifestó que "los juicios laborales son imposibles de cuantificar porque la actual jurisprudencia incluye la línea de celular, la utilización de un vehículo, la prestación de una empresa de medicina prepaga".

Los ítems de la reforma laboral que tendrá que aprobar el Congreso Estas son las claves del proyecto que se trataría luego del 10 de diciembre en el Congreso en materia de reforma laboral: 1. Acuerdos sector por sector. El Gobierno buscará reducir la informalidad en sectores como la construcción, el campo y la industria textil, que son los que registran los mayores índices de marginalidad. La intención de la propuesta es blanquear a cerca de 1.000.000 de trabajadores en el trienio, y evitar con sus aportes los desequilibrios que hay en el sistema previsional y hacer acuerdos sector por sector como los realizados hasta ahora. 2. Límites a la posibilidad de accionar contra los empleadores por parte de los asalariados. Se buscará reducir la litigiosidad laboral. Un mecanismo usual frente a eventuales insolvencias patronales o el intento de un pago mayor por la indemnización por despido es sumar los beneficios en la demanda salarial por parte del despedido. También se sumará la garantía de extinción de la acción penal contra el empleador que resolviese su incorporación al blanqueo laboral. 3. Reducción de Aportes Patronales. El Gobierno ofrecerá a los empresarios hacerse cargo durante tres años de los aportes de los nuevos empleados que se tomen en el mercado laboral del segmento no registrado. El propósito es blanquear a unos 300.000 trabajadores por año; reducir el desbalance del sistema previsional; y evitar que crezca el desempleo, actualmente en torno a 10 por ciento de la oferta laboral. Se financiaría con aportes del Tesoro y eliminación de exenciones tributarias, aún bajo análisis. 4. Alcances de los beneficiarios. La medida se iba a focalizar en pymes y trabajadores jóvenes, pero estaría ganando consenso la decisión de universalizar la ayuda, a sugerencia de los referentes de las principales cámaras empresarias y de la cúpula sindical de la CGT. El límite para el cálculo del beneficio serían los salarios brutos de hasta 10.000 pesos por mes. Podría ser mayor para regiones extremas del país. 5. Amplia condonación de multas y punitorios para los empleadores que tuviesen personal no registrado y un reconocimiento por parte del Estado de parte de los años de aportes no practicados por los trabajadores en situación de informalidad. 6. Transformación de planes asistenciales. Los módulos que administra Trabajo, que abarcaría a unas 280.000 personas, se convertirían en una especie de wild card que facilitará el ingreso del trabajador que cobra un plan social al mercado laboral formal. En este caso el Estado, en lugar de subsidiar a un desempleado o a un empleado informal, tratará de subsidiar una parte del salario convencional mientras dure la prestación social. Se prevé que los beneficiarios de planes sociales aporten al sistema. 7. Controles. Se reforzarán las inspecciones laborales con el acompañamiento de los delegados gremiales que trabajarán junto con la CGT. Para realizar esa política, el ministro Triaca mantuvo en pie una idea surgida durante el kirchnerismo y que en su momento generó polémica: el Registro de Empleadores con Sanciones Laborales (Repsal), una suerte de Veraz en el que aparecen los nombres y apellidos de aquellas personas y empresas que tengan a su cargo empleados no registrados. Para los infractores se prevén abultadas multas económicas. 8. Fondos Jubilatorios. El proyecto además propondría dar un tratamiento especial para los fondos jubilatorios que manejan las cajas de los colegios profesionales y los sindicatos. 9. Revisión Integral del Sistema Jubilatorio. El Gobierno estudia realizar una revisión integral del sistema previsional y modificar la actualización de haberes que se hagan por el aumento de la inflación. Además, se evalúa aumentar las edades jubilatorias de las mujeres, que es de 60 años, y de los hombres, que es de 65. Se buscará modificar el sistema actual que planteó la reforma del régimen previsional luego de la desaparición del sistema de Afjp en 2009.

PEDRO BRAILLARD POCCARD: "Será acuerdo, no imposición" El senador nacional Pedro Braillard Poccard participó del anuncio de medidas que ayer realizó el presidente Mauricio Macri. "El paquete anunciado ayer por el mandatario se denomina Consenso Básico, ponerse de acuerdo en las políticas de Estado", dijo. El legislador nacional por Corrientes, en comunicación con Radio Corrientes expresó: "El Presidente eligió el momento oportuno para anunciar líneas de acción. En otra situación alguien se podía sentir afectado", suponiendo que con el triunfo electoral el Gobierno podría decir "impongo estas medidas".  El Senador correntino reiteró los tres ejes del plan de reformas. Ordenamiento fiscal: comprende acuerdos con las provincias, como ordenar los gastos y las inversiones hacia el futuro. La Reforma Tributaria, partiendo de la base que tenemos uno de los sistemas más injustos del mundo, paga lo mismo quien tiene un sueldo menor que el que tiene un gran ingreso, requiere un estudio profundo". Generación del trabajo: es un tema fundamental, porque el mayor problema que tenemos es la falta de trabajo, sobre todo en el área privada. Todo aquel que invierte arriesga y tiene que tener seguridad. Fortalecimiento constitucional: una reforma política para sea efectiva y perdure en el tiempo tiene que ser hecha en época de calma, no de crisis. Braillard Poccard, en el programa En el aire, sostuvo que no está dirigido a ninguna provincia en particular, en todo caso, buscará establecer determinadas pautas de acuerdo que a algunas provincias le costará mucho más que a otras. Dejó en claro que lo anunciado por Macri será un acuerdo, no una imposición del Gobierno nacional. Con respecto al Gasto Público y Universidades públicas, el Senador nacional explicó: "Durante los últimos años se han creado muchas universidades en un circuito que no supera los 100 kilómetros. En la Ciudad de Buenos Aires, que han tenido privilegio en cuanto asignación de recursos en detrimento de universidades como las nuestras, que tienen años trabajando, que hacen esfuerzos para llevar educación en lugares alejados". Acerca de la reforma laboral, opinó que se reunió el bloque de Cambiemos con el Ministro de Trabajo, quien adelantó que tiene que ver con el cese de precarización de alrededor de tres millones de trabajadores que están en negro en la Argentina.

Monotributo, a marzo De acuerdo a la información a la que pudo acceder iProfesional, los monotributistas deberán afrontar una nueva traba. En efecto, se establecerá que no podrán estar adheridos al Monotributo quienes tengan un patrimonio superior a tres veces el piso en el Impuesto a los Bienes Personales. El piso antes mencionado es de 950.000 pesos para este año. Si se multiplica por tres y se lo divide por la cotización al día de hoy del Banco Nación Argentina, arroja un valor límite de 159.217 de dólares. Teniendo en cuenta que la cotización a considerar es la del 31 de diciembre de cada año, puede afirmarse que el monto límite rondará los 159.000 dólares (esto es así, porque el dólar avanzará unos centavos hasta fin de año). Asimismo, vale tener presente que para 2018, el piso en Bienes Personales se eleva a 1.050.000 pesos. Si se estima un dólar a 20 pesos a final de 2018, el límite para el año siguiente sería cercano a 157.500 dólares. El nuevo limitante no es un tema menor, ya que aquellos que dejen de ser monotributistas, deberán comenzar a afrontar el IVA mes a mes y el Impuesto a las Ganancias. Las reformas se irán presentando paulatinamente dejando de lado las iniciativas que más ruido generan para 2018. Ni más ni menos que el famoso gradualismo.  En particular, el nuevo limitante patrimonial en el Monotributo mencionado anteriormente será anunciado recién durante el año próximo para su ingreso al Congreso en marzo de 2018 con la nueva conformación de las Cámaras. La iniciativa también excluye también del Monotributo a las sociedades de hecho. Y se reducen las unidades de explotación a un máximo de dos para permanecer en el régimen.

Los lineamientos Estos son algunos de los cambios propuestos ayer por el ministro de Economía, Nicolás Dujovne, como parte del proyecto de reforma tributaria. Se elimina el impuesto sobre la transferencia de inmuebles y se agrega la venta de inmuebles y boletos como hecho imponible autónomo en el Impuesto a las Ganancias para personas físicas, no dependiente de la habitualidad. Queda exenta la venta de la casa habitación y la alícuota baja al 15% en caso de venta posterior a 3 años. Aplicable a inmuebles adquiridos luego de la vigencia excepto herencias. Vuelve la definición de países de baja o nula tributación que había sido reemplazada por países no cooperantes. Asimismo, se amplia el concepto de nula o baja tributación: aquellos países cuya alícuota en Ganancias sea inferior al 60% de la alícuota argentina. Vuelven a pagar las rentas de sociedades pasivas de sociedades de inversión del exterior de países de baja o nula tributación, incluidas las de Uruguay. Se elimina la exención para personas físicas de depósitos bancarios. Se elimina la exención de rentas provenientes de títulos públicos. Excepto para beneficiarios del exterior. Queda gravada la venta de títulos públicos y se eliminan las exenciones para obligaciones negociables, venta de cuotas de fondos comunes de inversión y certificados de fideicomisos. Sólo la venta de acciones en bolsa queda exenta del tributo, con algunas condiciones de oferta pública. Las tasas son de 5% para la venta de títulos públicos en pesos sin cláusula de ajuste. De 15% para venta de títulos públicos en dólares o con cláusula de ajuste. También la tasa para los intereses de depósitos bancarios y títulos públicos es del 5% a los que sean en pesos sin cláusula de ajuste y de 15 por ciento para los que sean en dólares o con cláusula de ajuste. La alícuota baja para las sociedades al 25%, pero los próximos tres ejercicios sólo baja al 30%. Se gravan los dividendos en un 13,33% pero los primeros tres años sólo en un 7,1%. Es decir, la alícuota efectiva se mantiene en el 35% para las ganancias de las sociedades, pero se reduce sino se reparte dividendos. Se consideran dividendos los retiros de cuenta particular, aun de SRL. A su vez, también son dividendos el uso de inmuebles o muebles por parte del titular, siendo del 8% anual y el 20% anual respectivamente. Si no hay resultados acumulados, estos importes pasan a ser disposición de bienes a favor de terceros. Grava la venta de acciones de sociedades del exterior por parte de sujetos del exterior cuando más del 30% del valor de la sociedad corresponde a bienes argentinos y se enajene más del 10%. Todas las modificaciones rigen para el año en curso al momento de vigencia de la ley para las personas físicas y a los ejercicios que cierren con posterioridad a la entrada en vigencia para las personas jurídicas. En IVA se incorpora un régimen de devolución de crédito fiscal para inversiones. Se gravan las plataformas digitales (Netflix, por caso).   Ley Penal tributaria: -Dejará de ser una Ley Penal Especial (se incorporará al Código Penal). - Se multiplican por 2,5 el monto mínimo de punibilidad. Luego se actualizarán de manera automática. - Se incorpora la figura de la falta de presentación maliciosa de declaraciones juradas.   Ley de Procedimiento Tributario: - Se implementa la obligatoriedad del domicilio fiscal electrónico. - Se deroga la responsabilidad de los usuarios por no pedir factura. - Se establecen nuevas causales para las clausuras preventivas. - Se legaliza la inscripción de oficio. - Vuelve la presentación espontánea para evitar sanciones.   Fuente:www.diarioellibertador.com.ar

Compartir

Comentarios