La Provincia registró una caída del 8,9% que ubica la cifra en 13,3 por mil de nacidos vivos en 2016. “Marca una clara disminución en relación con estadísticas anteriores”, indicaron desde la cartera sanitaria. Con estos números, afirmaron, Corrientes está mejor que las demás provincias del NEA.

Según datos aportados por el Ministerio de Salud Pública de la Nación, y difundidos por la cartera provincial, la mortalidad infantil en Corrientes se encuentra en un marcado descenso que, para el período 2015/2016, registró una caída del 8.9 por ciento, lo que ubica el índice en un 13,3 por mil nacidos vivos para el año 2016. Esto se logra, indicaron desde la cartera sanitaría provincial, gracias a una fuerte política de trabajo de los profesionales locales y a las políticas puestas en marcha en los últimos tiempos.
Los datos del informe de Salud de la Nación indican que, por segundo año consecutivo, la mortalidad infantil ha descendido 9 por ciento. Entre el 2014 y 2015 había descendido en el orden del 8.8 por ciento, y entre el año 2015 y el año 2016 lo ha hecho en un 8.9 por ciento. 

 

Desde el organismo nacional informaron que, en términos de la tasa, este indicador se ubica en el 13,3 por mil nacidos vivos para el año 2016. Por otra parte, existen claros indicios de que la mortalidad infantil continúa y profundiza esta tendencia en este año 2017, la que se pone en evidencia con los datos provisorios que se encuentran en etapa de procesamiento y validación.
En la Provincia, estos indicadores tienen una significación muy especial, marcaron, ya que la mortalidad infantil es un indicador relevante para evaluar no sólo las políticas de salud, sino también la evolución de las condiciones sociales. 

También, recordaron que se trabaja a partir de un marco legal establecido a nivel nacional y que comprende el plan operativo para la atención integral y de calidad del bebé y su mamá.


En los últimos años, Corrientes no ha sido ajena a las tendencias sobre las condiciones sociales a nivel del país. La tasa de mortalidad infantil del total del país, que venía descendiendo sustancialmente entre el 2001 y el 2008, se estaciona a partir del año 2009, y en algunos casos hasta aumentó. Entre los años 2010 y 2015, se eleva en Chaco y Formosa en dos ocasiones, mientras que en Misiones y Corrientes ello sucede también en una oportunidad. 
Esto quedó reflejado en los indicadores que miden la evolución entre el 2011 y 2015, la tasa de crecimiento anual media, destacaron. Es por esto que los indicadores que registran un significativo descenso por segundo año consecutivo son tomados como una adelanto propicio de buenos tiempos por venir mediante el impulso, a manera de refuerzo, de nuevos programas que se anunciarían en las próximas semanas.
También recordaron que en Corrientes se trabaja a partir de un marco legal, establecido a nivel nacional,  que comprende el plan operativo para la atención integral y de calidad del bebé y su mamá. De esta manera, queda establecida la estrategia para reducir la mortalidad, la cual comprende la regionalización; es decir la provincia está dividida en cinco regiones sanitarias y cada maternidad está habilitada siguiendo las Condiciones Obstétricas y Neonatales Esenciales, que son normas nacionales.
Se trabaja a partir  de un sistema de salud materno neonatal coordinado y basado en las necesidades de la población ,con el objetivo de brindar alta calidad para la atención de las embarazadas y los recién nacidos con adecuado uso de la tecnología y personal altamente entrenado.

Fuente:www.ellitoral.com.ar  

Compartir

Comentarios