CLIMA  6 de junio de 2017

Otro puente está por caer y Corrientes podría quedar aislada

La Capital de la provincia de Corrientes podría quedar aislada por el aumento del caudal en los ríos por donde cruzan las rutas nacionales y provinciales, ya que el agua anegó parte de las vías de tránsito en algunas zonas y en otras, causó la caída de puentes.

El problema se agrava por la inacción de Vialidad Nacional para prevenir la caída de los viaductos, pero también para generar alternativas para evitar que los poblados queden incomunicados.

Las rutas provinciales, en tanto, están deterioradas y algunas también bajo agua.
Este fin de semana la crecida del río Uruguay hizo colapsar un puente a 20 kilómetros de la ciudad de Santo Tomé. La vía de tránsito está sobre el arroyo Virocay, en la Ruta Provincial 94, al Este de la provincia.

El desmoronamiento de la construcción fue este sábado a la mañana, y como consecuencia la población de Garabí –donde se pretende construir una represa- quedó desconectada de la provincia.

Agrava la situación que la Ruta Provincial 68 que comunica Garabí con Virasoro es enripiada lo que hace que sea intransitable los días de lluvia por el desgaste que causan los camiones en los que s transporta madera.

Debido a esto, los habitantes de esa zona están en riesgo ante problemas sanitarios, debido a que la falta de caminos imposibilita la llegada de medicinas y de personal médico, pero además carecen de alternativas para llegar hasta Santo Tomé, donde se encuentra el Hospital Zonal, o bien, hasta Virasoro, donde existe otro centro asistencial.

La otra poblaciones que están incomunicada son las de Felipe Yofre y Mercedes en el centro de la provincia, sobre la Ruta Nacional 123.

Esto es porque en ese camino colapsó un puente sobre el río Corriente, por lo que es imposible llegar desde esas localidades hasta la Ruta Nacional 12 que llega hasta la Capital.

La alternativa es hacer un desvío hacia el Sur, por la Rutan Nacional 119 y de allí tomar la Ruta Provincial 24 que conduce hasta Perugorría y hasta la Ruta Nacional 12.
Pero en la tarde de ayer un puente de la Ruta Provincial 24, sobre el Río Corriente se agrietó, según informaron a NOVA fuentes de la Policía Caminera y de la Dirección Provincial de Vialidad..

La estructura comenzó a caerse este domingo, pero igualmente el paso de vehículos estaba permitido, pero sólo a baja velocidad.

Otro inconveniente existe en la Ruta Provincial 5 que une la ciudad de Corrientes con la Ruta Nacional 118 que cruza la provincia de Norte a Sur.

La Ruta Provincial 5 se caracteriza por estar rodeada de zonas de esteros, y por esa razón es imposible transitarla en un tramo, ya que la cinta asfáltica está inundada por el crecimiento de las vías de tránsito.

Cabe recordar que el primer puente en caerse por la acción de las inundaciones es el que existe en el arroyo Ibiricuá, al Norte de la Capital correntina, sobre la Ruta 12.

Ese puente colapsó y se debió instalar una estructura de hierro para posibilitar el pase de vehículos. Pero debido a que el tránsito cada vez es mayor y el agua sigue en aumento, analizan la posibilidad de prohibir el tránsito pesado por ese lugar.

  Fuente:politicacorrentina.com.ar

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios