La Cámara alta definió el llamado a la titular de Educación, Susana Benítez. Las lluvias dejaron al descubierto la problemática en los edificios escolares. Legisladores apoyaron sus argumentos en notas publicadas por EL LIBERTADOR. El oficialismo intentó "maquillar" la convocatoria. El G8 se impuso. Consideraron que la situación es grave para pretender alivianar el contexto. PJ y PaNu, unidos marcan la diferencia

La Cámara de Senadores de la Provincia sesionó ayer y, además de la Emergencia Hídrica declarada (ver página 2), la problemática climática tuvo otro tratamiento, pero sobre cómo quedaron expuestos los problemas edilicios de las escuelas correntinas. Por ello, definieron la interpelación de la ministra de Educación, Susana Benítez.

Fue la senadora, Carolina Martínez Llano quien ayer impulsó el debate dentro del recinto parlamentario. De ello se desprendieron varios discursos revelando los bemoles que surgen en cada lluvia, en diferentes establecimientos escolares. Las senadoras Nora Nazar y Mary Mansutti también brindaron algunos detalles.  Los argumentos fueron contundentes y la moción fue puesta a consideración de los legisladores. Desde el oficialismo, absortos ante las pruebas argumentativas (que tuvieron a EL LIBERTADOR como documental de lo que padecen docentes y alumnos) intentó aplacar la convocatoria para la Ministra.  El referente radical de la Cámara alta, Sergio Flinta pidió que se la "invite" a Benítez a informar sobre las situaciones planteadas. Sin embargo, la oposición le marcó la cancha y recordó a los exponentes del oficialismo que en más de una oportunidad se "invitó" a funcionarios del Gobierno sin recibir respuesta alguna.  "Es momento de comenzar a decir las cosas como son. Será una interpelación", coincidieron en la bancada peronista.  Fue así que, con el apoyo del Partido Nuevo -también presentó el caso de una escuela-, el G8 (grupo de los 8) abatió la estrategia de ECO y se aprobó el proyecto de resolución presentado por senadores del bloque del PJ por el que se dispone interpelar a la Ministra de Educación sobre el estado de los establecimientos escolares de la provincia y las medidas adoptadas para dar adecuada y oportuna solución a las deficiencias edilicias y de infraestructura básica de los mismos.   PARA MUESTRA  BASTA UN BOTÓN   Resulta oportuno mencionar cuáles fueron los ejemplos citados por los legisladores justicialistas. En el caso de Carolina Martínez Llano, el disparador fue la realidad que toleran en la escuela 139 Ambrosio Acosta, del barrio Güemes, así como la Juan Bautista Alberdi. Como sustento de detalle sobre el calamitoso estado de los colegios utilizaron las notas del diario EL LIBERTADOR, publicadas el sábado 1 y el jueves 6 (ver las gráficas). La Senadora advirtió además que este escenario se replica en todo el territorio correntino, considerando oportuno tomar cartas en el asunto de forma integral. Nora Nazar hizo lo propio, presentado un detalle de las peripecias de maestros, alumnos y tutores en la escuela 323 Islas Malvinas.  Respecto al caso descrito por la senadora, María Inés Fagetti de Mansutti, su proyecto de Resolución se aprobó, mediante el cual se solicita al Poder Ejecutivo disponga se realicen en forma urgente los trabajos de reemplazo del cielorraso, cambio de cableado del sistema eléctrico y las refacciones necesarias en los baños del colegio polimodal Doctor René Favaloro, así como las tareas de mantenimiento indispensables.   Fuente:www.diarioellibertador.com.ar

Compartir

Comentarios