En el establecimiento del barrio Apipé aún no hay clases por falta de designación de educadores. Ocurre que desde la Junta de Clasificación se vieron desbordados por el amplio número de aspirantes al cargo. Mientras tanto los alumnos siguen sin clases.

Más de 1.200 profesores se presentaron al llamado a la convocatoria para formar parte de la comunidad educativa del nuevo Colegio Secundario del barrio Apipé. La gran cantidad de aspirantes generó un desborde en el proceso de clasificación, por lo que como consecuencia aún no hay educadores, y por ello todavía no hay clases.

A fines de febrero -a pocos días de la inauguración del edificio- se conoció el llamado para cubrir cargos y ello despertó el interés de cientos de profesionales de la educación. La cantidad superó ampliamente las expectativas al punto que a un mes de iniciado el ciclo lectivo, aún no concluyeron con el proceso. La directora de Nivel Secundario, Mónica Alegre, reconoció la problemática y explicó que antes de fin de mes se tratará de tener una definición. "Es un colegio nuevo, que recientemente se inauguró, estábamos en etapa de organización, los estudiantes se habían inscripto y también se hacía la inscripción de docentes. En esta etapa se está haciendo la clasificación, estamos tardando muchísimo porque la convocatoria fue desbordada, más de 1.200 docentes, la junta de clasificación se está encargando de esto", explicó en diálogo con un programa radial. Agregó: "Creo que esta semana estaría finalizando, se convoca a los docentes según su orden de mérito", expuso.   CLASES   La ausencia de profesores conlleva como consecuencia la imposibilidad del dictado de clases y por ese motivo, en ese colegio aún no hay actividad escolar. El edificio sólo se abrió el día de inauguración para las fotos y volvió a cerrarse. Al respecto, la funcionaria explicó: "Estamos pensando en desarrollar clases integradoras para que los alumnos puedan ir al colegio, y luego cuando estén designados los docentes vamos a trabajar en un plan de recuperación, aumentando las horas o bien algunos sábados" . Señaló que ayer estaba previsto empezar con talleres de integración, que consisten en un período de ver cuestiones pedagógicas como comprensión lectora, a cargo del equipo técnico de la dirección. "Estamos trabajando, la rectora del establecimiento está, se reunió con tutores, docentes técnicos de los talleres", manifestó.
  La institución sólo se abrió para la foto Como todos los años el Gobierno eligió una escuela para realizar el acto de inicio del ciclo lectivo. Este lunes 6 se eligió el colegio del barrio Apipé, ya que además se dio lugar a la inauguración del edificio para responder a la demanda de la comunidad. Durante la jornada todo pareció normal, el Gobernador después de su discurso recorrió las instalaciones y destacó los beneficios de la obra que significó una inversión de 17 millones de pesos. Cuenta con: hall de acceso, espacio semicubierto, secretaría, dirección, archivo, oficina, sala de docentes y sanitarios. También, posee un salón de usos múltiples, cocina, centro de recursos multimediales y pedagógicos, 12 aulas comunes, tres núcleos sanitarios para alumnos y tres para alumnas, sanitario para discapacitado y otro para maestranza, depósito, sala de tanque y bombeo y taller de usos múltiples. Eso fue lo que se mostró para los medios de comunicación, pero lo cierto que al día siguiente y hasta la fecha la institución no tiene docentes y por ello los alumnos que se inscribieron allí todavía no tuvieron ni un solo día de clases.   Fuente:www.diarioellibertador.com.ar

Compartir

Comentarios