En ambos casos, fueron trágicos accidentes domésticos. Uno ocurrió en Santo Tomé y el otro tuvo lugar en el barrio La Olla de la Capital.

En menos de un día, dos hechos trágicos tuvieron lugar en distintas localidades de la provincia. El saldo fueron dos pequeñas de 12 y de un año, que perdieron la vida, al tomar contacto accidental con la corriente eléctrica. La primera falleció el viernes en el hospital de Santo Tomé, y la segunda lo hizo ayer a la siesta, en el pediátrico de la Capital.
Fuentes policiales indicaron que estos hechos lamentables, se iniciaron el viernes después de las 19, en el interior de una vivienda de la localidad de Santo Tomé. Allí se encontraba la primera víctima, una pequeña de 12 años, cuyos datos se reservan por cuestiones de índole legal. Al parecer, la menor manipulaba una lámpara cuando recibió la fuerte descarga, que la dejó agonizante prácticamente en el acto.
Sus familiares la auxiliaron de inmediato y la llevaron de urgencia al hospital San Juan Bautista, donde el policía de guardia avisó a sus colegas de la dependencia local. En tanto, los médicos intentaban reanimar a la niña, que llegó casi sin signos vitales. Lamentablemente todo fue en vano, puesto que, a pesar de los esfuerzos, la víctima falleció aproximadamente a las 21.15 en el lugar.

  Fuente: www.diarioellibertador.com.ar

Compartir

Comentarios