"Estamos en el medio", aseguró en referencia a la lucha de poder que se da en la Legislatura entre ECO y el PJ. El ex hombre fuerte de la Provincia reconoció presiones del oficialismo para que el PaNu acompañe. Dejó en claro que la decisión la tomará el partido, pero en lo personal propone "no negociar con los verdugos", en referencia a su situación judicial, la cual asegura se debe plenamente a sacarlo de la contienda política.

ESCÉPTICO. Pese a que el interlocutor fue su amigo Flinta, Tato no confía en el autor del mensaje. Aún recuerda varios tragos amargos que le hizo pasar Colombi luego de acordar armisticios. El ex gobernador, Raúl Rolando "Tato" Romero Feris emitió su opinión sobre el contexto político local, que tiene al Partido Nuevo (PaNu) como actor relevante en la puja de poder que se sucede a escala legislativa -que se traducirá en las urnas- entre la alianza Encuentro por Corrientes (ECO) y el Partido Justicialista (PJ). "Estamos en el medio", aseguró el ex hombre fuerte de Corrientes, quien cumple detención domiciliaria desde hace varios meses.  Dejó en claro que "la decisión de alianzas es del partido", pero en lo personal reconoció que no está "dispuesto a más presión". Es así que resulta oportuno recordar que el líder nuevista mantuvo una reunión, semanas atrás, con el exégeta de Ricardo y alfil radical en el Senado, Sergio "Checho" Flinta (posible candidato a Gobernador).  Tato, en aquella oportunidad, cuando recibió en su casa al también titular de la UCR provincial y ayer en diálogo con la prensa evidenció su malestar con el ricardismo. Durante años supo dialogar con el propio Colombi sin que éste le correspondiera en compromisos asumidos, tanto sobre su situación procesal como con su partido.  "Que me pongan en el pozo más oscuro, pero no voy a negociar con una pistola en la cabeza", manifestó, demostrando que los términos de aquél cónclave no fueron tan cordiales, pese a que el interlocutor fue alguien de su estima. Por lo visto, Flinta tuvo que ir con un mensaje de alto voltaje a la casona de calle Mendoza.  Consciente del dicho "no maten al cartero", las palabras de Romero Feris no fueron otra cosa que un achaque directo al Gobernador. "Todo pasa por el impedimento de ser candidato, de otra forma hoy seríamos un tercer frente para competir a cualquier nivel", aseveró para añadir que "esta prisión tiene mucho que ver con estas cuestiones de anular un candidato para dejar a dos frentes peleando". Retomando la posibilidad de consensuar con algún frente electoral, Tato indicó que "lo que plantea la gente del PaNu es que no se negocie con los verdugos: ese es el criterio", aunque agregó que siempre propone "dejar márgenes de negociación".   Fuente:www.diarioellibertador.com.ar

Compartir

Comentarios