Dirigentes del Suteco confirmaron que la adhesión a la medida en algunos establecimientos llegó a reunir a la totalidad de los maestros.

En la provincia de Corrientes iniciaron las clases ayer, pero no en todas las escuelas. Algunos establecimientos mantuvieron sus puertas cerradas en el horario de la llegada de los alumnos. San Miguel y Curuzú Cuatiá fueron exponentes de ello.

El acatamiento al paro docente organizado por los sindicatos del sector fue alto en ciudades como Goya, donde señalaron que el grado de ausentismo en el área trepó al 85%. Mercedes e Itatí, en contraposición, tuvieron un bajo registro de inactividad.

Sin embargo, en Sauce, Paso de los Libres y Monte Caseros se plegaron a la convocatoria, lo que también sucedió en el departamento de Curuzú Cuatiá, marcándose fuertemente esta supeditación en los sectores rurales.

Fernando Ramírez, representante del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación de Corrientes (Suteco), se hallaba participando ayer en la movilización nacional en Buenos Aires. Al respecto, dijo a NORTE de Corrientes que el porcentaje del paro docente en la provincia llegó al 80%, pese a que los números oficiales del gobierno aseguraban que era menor al 20%. “En algunas escuelas el acatamiento fue del 100%; en otras osciló entre el 80 al 12%. Pero el amedrentamiento del Gobierno y la amenaza de los descuentos tuvo bastante impacto”, explicó.

En el caso de la ciudad goyana, el intendente Gerardo Bassi, en contacto con este diario, expresó que los porcentajes de adhesión en las escuelas todavía no se definían, pero explicó que “la medida se hizo sentir bastante”.

En la localidad indicaron que el ausentismo de los maestros trepó más allá del 85%, “a raíz de que falló el acuerdo salarial con el Gobierno, se decidió hacer paro también en Goya. Algunos de los relevamientos en diferentes establecimientos educativos arrojaron estos resultados: escuela Nº 511, un 90% de adhesión; la Nº 463, 73%; la Nº 207 y Nº 601, 80%; Nº 65, 75%; Nº 66, 90%; Nº 254, 80% y en las escuelas de la zona rural hubo una participación de entre el 85 y el 90% en la huelga, según difundió el sitio TN Goya.

En Curuzú Cuatiá el jefe comunal, Ernesto Domínguez, estuvo presente en el inicio del ciclo lectivo de la escuela Nº 32 General Manuel Belgrano (ver foto). “Esta situación con los docentes se debería haber hablado

cor070317-008f01.jpg

y llegado a un acuerdo con tiempo, para que nuestros hijos puedan comenzar las clases cuando estaba pautado. Vemos muchos padres que regresan a sus hogares con sus hijos; estos padres pidieron permiso en sus trabajos para acompañar a sus hijos en su primer día de clases, y es una lástima que no puedan comenzar”, manifestó Domínguez a El Diario de Curuzú.

Aunque muchos establecimientos iniciaron el ciclo con serias falencias edilicias y con nulo mantenimiento. “En cuanto a los problemas estructurales que sufre la escuela cabecera, hemos pedido al área Electrotecnia de la Comuna para que pueda solucionar el problema eléctrico que tiene el establecimiento”, dijo el intendente de Curuzú. s

Fuente:www.nortecorrientes.com

Compartir

Comentarios