CONSUMO   21 de febrero de 2017

Se siente la baja en la demanda del combustible

Pese a que en los últimos meses las ventas se hayan mantenido a un ritmo estable, datos del Ministerio de Energía y Minería de la Nación advierten una caída del 2,6% en 2016.

Uno de los valores que más condiciona al bolsillo de las familias es el precio del combustible, no sólo porque sienten su impacto quienes usan sus vehículos sino también por el efecto que tiene este costo en el traslado de bienes. En una consulta realizada por época a dueños de estaciones de servicios se constató que en el último año cambiaron las modalidades de compra de los consumidores: por ejemplo, se opta por montos más chicos y por efectuar el pago con tarjeta de crédito.
Como resultado de estos cambios en los hábitos de consumo, la venta sigue en caída. En el 2016, el consumo de combustibles de todo el país cayó 2,6%, de acuerdo a datos del Ministerio de Energía y Minería. Según datos de la cartera que dirige Juan José Aranguren durante el año pasado se vendieron 406.810 metros cúbicos menos de combustibles que durante 2015. El panorama se visibiliza más complicado si se considera que ya el 2015 estaba visto como aquel de los niveles más bajos de los últimos cinco años.DESTA7
En diálogo con diario época, Oscar Pacheco, dueño de una de las bocas de expendio de la ciudad y miembro de la Cámara de Estaciones de Servicio de Corrientes (CESCOR) había manifestado que el tema de la rentabilidad es uno de los que más preocupa al rubro: “En verano algunas estaciones que están en ruta por ejemplo aumentan su venta, pero en general no es tan bueno el movimiento”. Por su parte, Carlos Gold, referente de la CESCOR y presidente de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos en Argentina (CECHA) especificó que en los últimos meses la venta se mantuvo estable, sin embargo reconoció que el rubro está en una retracción desde hace algunos años que no logra repuntar.

Datos a nivel nacional
Entre los datos a destacar, y tomando como referencia las cinco primeras marcas del mercado de combustibles (Shell, Axion, Petrobras, Oil e YPF), el total de venta de gasoil grado 2 y 3 y de las naftas súper y Premium (los más demandados en Argentina) las ventas de 2016 totalizan 15,4 millones de m3 contra los 15,8 millones de m3 de 2015.
“El fuerte aumento en el precio de los combustibles y el saldo negativo en cuanto al desempeño de la economía en 2016 impactó de lleno en los niveles de comercialización que tenemos los estacioneros de todo el país”, apuntó la dirigente de la Federación de Empresarios de Combustibles de la República Argentina (FECRA), Rosario Sica. Y remarcó que las razones de este comportamiento hay que buscarlas en la economía real y las políticas del Gobierno en materia de tarifas.

***

Preocupación 
entre empresarios

En este sentido vale recordar que días atrás representantes de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República Argentina (CECHA) se reunieron en la ciudad de Corrientes para evaluar la situación del sector. Entre los temas que más preocupan al sector se destacó la Resolución 314/16 (a través de la cual se obliga a los estacioneros a informar cada vez que se realicen cambios de precios).
La jornada de trabajo se extendió por el lapso aproximado de siete horas. Carlos Gold, titular de CECHA, calificó al encuentro como positivo. “Fue un día movido donde se trataron diversas cuestiones del sector. Aquí estuvieron representantes de todo el país, lo que nos llena de satisfacción”, señaló el empresario correntino a época.
Además en el encuentro se expuso un informe de sectorial del año 2016. Del resultado se desprende que hubo una retracción de ventas comparado con el 2015 -en números, hubo 2,38 por ciento-. Consultado por cómo avizora el 2017, Gold dijo: “Hay indicadores económicos que por un lado nos hacen ser optimistas, pero hasta que esto no se traduzca en nuestras ventas, no pasa de una visión optimista”.

Fuente:diarioepoca.com

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios