Las mejoras del servicio alcanzarán a más de 10 localidades de la región e inclusive algunas a la vera del Paraná. Con la obra de la Dpec, se cerró el anillo energético del Noreste, que apuntalará a sectores productivos.

La Dirección Provincial de Energía de Corrientes (Dpec) habilitó la nueva línea de alta tensión, que optimizará el servicio para más de diez localidades de la costa del río Uruguay.

El cierre del anillo de la región Noreste se concretó con la línea de la estación transformadora de Paso de los Libres hasta la de La Cruz. Dos de las vinculaciones se originan en la central hidroeléctrica Yacyretá, las estaciones transformadoras Rincón Santa María e Iberá, y otra viene desde la represa de Salto Grande.  La obra optimizará el servicio para los usuarios de Santo Tomé, Gobernador Virasoro, La Cruz, Libres y vecinas del río Paraná, como Ituzaingó e Itá Ibaté. Con trabajos inminentes, también se beneficiarán los pobladores de Tapebicuá, Guaviraví, Yapeyú, Alvear y Estación Torrent, además de zonas aledañas. El ministro de Hacienda y Finanzas e interventor de la Dpec, Enrique Vaz Torres, explicó que la obra apuntalará "la producción de núcleos como el arrocero, yerbatero, maderero y ganadero". Tras criticar la discriminación de la gestión nacional anterior, recordó que la Secretaría de Energía de la Nación brindó a la Provincia la jurisdicción de la estación libreña, que distribuye energía a toda la zona.   ANILLO NORESTE   La red permite el cierre de un anillo de 132 kilovatios (KV) entre la estaciones de 500 KV de Rincón Santa María y Mercedes, con la opción de hacerlo también con la central Salto Grande.  Con la habilitación de esta obra de gran envergadura y extensión, se logró abastecer demandas sin restricciones desde Mercedes a La Cruz, Santo Tomé, Virasoro, Ituzaingó, Itá Ibaté y el subsistema de 33 KV.   Fuente:www.nortecorrientes.com

Compartir

Comentarios