En Empedrado volaron las chapas de la capilla, en Sauce y San Miguel afectó a viviendas. No hay evacuados. Pronostican más lluvias.

Tras el intenso temporal que cayó en las últimas horas del miércoles en el interior provincial, y que afectó las estructuras de tendido eléctrico de 12 localidades, todavía existen varias ciudades sin energía. La intensidad de la lluvia, el viento y las descargas atmosféricas provocaron la caída de más de 22 estructuras de tendido de red eléctrica en la zona rural y de postes en la zona urbana. Esto afectó el servicio en barrios de la capital correntina, Santa Ana, San Luis del Palmar, Empedrado, Mburucuyá, San Miguel, Caá Catí, Loreto y sus zonas rurales. Mientras que en la localidad de Empedrado volaron varias chapas del techo de la capilla Nuestro Señor Hallado, al igual que en el departamento de Sauce donde afectó el techo de dos viviendas. Goya, Bella Vista y Esquina también sintieron los efectos del fuerte temporal de lluvia y viento, que sólo tumbó postes y carteles comerciales. Por ello, las cuadrillas con operarios y técnicos llevan adelante tareas de detección de fallas y reparación de elementos averiados en la estructura de distribución. Cabe recordar que el impacto del temporal en las primeras horas dejó sin luz a más de 20 localidades, pero el inmediato trabajo de la Dpec logró reponer el servicio en ocho ciudades y ahora intensifica las tareas para normalizar en las restantes afectadas. En este sentido, el coordinador de la Gerencia de Explotación de la Dpec, Ángel Gómez, manifestó: “En Santa Ana y San Luis del Palmar, tenemos problemas de aislación. También estamos en la etapa de identificación de las fallas y la reparación. El trabajo es intenso con el objetivo de normalizar el servicio en la mayor brevedad posible”. Por otra parte, el jefe de operaciones de Defensa Civil de la Provincia, Orlando Bertoni, señaló a NORTE de Corrientes que “de a poco se va restableciendo la energía en las localidades afectadas, por suerte no hubo daños de gran magnitud, tumbó tendido eléctrico, cartelerías, árboles y postes. En Sauce había dos viviendas afectadas, en San Miguel también y en Empedrado volaron chapas de la capilla, pero no hay evacuados ni hay gente lastimada, todo está volviendo a la normalidad”. En tanto que señaló que según el pronóstico, el jueves y viernes no lloverá, pero continúa el alerta meteorológica, y el sábado y domingo volverían las precipitaciones. (Más información en página 8).s

  Fuente:www.nortecorrientes.com

Compartir

Comentarios