En las primeras horas de la madrugada de ayer se desató el fuego en un taller mecánico del barrio Nueva Esperanza. Una horas después, cuando los bomberos lograron sofocar las llamas, hallaron el cadáver calcinado.

El cuerpo sin vida de un hombre de 42 años fue encontrado en la madrugada de ayer entre los restos destruidos de una casa que se prendió fuego en el barrio Nueva Esperanza de la fronteriza ciudad de Paso de los Libres.
Fuentes policiales confirmaron que minutos antes de las 2, vecinos de la cuadra llamaron de urgencia a la Policía y a los bomberos voluntarios al advertir que las llamas avanzaban con mucha rapidez sobre la propiedad, donde además funciona un taller mecánico.
En tal sentido personal de la Unidad Regional IV de la Policía de la Provincia de Corrientes, pidieron la colaboración de los voluntarios quienes se trasladaron hasta la propiedad ubicada por avenida 12 de Septiembre y Félix María Gómez. 
Los bomberos revelaron que al llegar al lugar dieron aviso urgente al cuartel central, solicitando un mayor apoyo ya que las llamaradas en la vivienda eran de gran magnitud. 
Ante tal situación, desde la base destinaron otro autobomba que concurrió de inmediato en auxilio de los primeros.
Poco más de una hora después, pasadas las 3, lograron controlar las llamas.
Según las fuentes, una vez que los rescatistas pudieron  extinguir el fuego continuaron con la segunda etapa, que consiste en el enfriamiento que se realiza con la finalidad de que las llamas no se reactiven. 
Fue en ese proceso en que los bomberos encontraron a la víctima carbonizada, totalmente consumida por las llamas.
Se encontraba en medio de los restos ennegrecidos de madera y demás materiales de la finca que fue íntegramente arrasada y que a esa alta hora de la madrugada estaba envuelta en ollín.
Posteriormente, el cuerpo sin vida fue identificado como Eduardo Castillo de 42 años de edad, quien vivía en un taller cercano al lugar.
Ante la presencia de un cadáver se hizo cargo de las actuaciones personal policial de la Comisaría Tercera, quienes a su vez dieron curso legal con la Fiscalía y Juzgado de Instrucción en turno.
Ordenaron la realización de una autopsia con el objetivo de conocer las causas del deceso, ya que se cree que el fuego lo habría sorprendido durmiendo.
Además, en otro orden de cosas, la Justicia solicitó la realización de peritajes en el escenario de la tragedia con el fin de saber cuál fue el origen del fuego que terminó por consumir íntegramente la propiedad.

  Fuente:www.ellitoral.com.ar

Compartir

Comentarios