JUDICIALES   16 de septiembre de 2016

La Corte intimó al Superior Tribunal de Corrientes

Le dio un plazo de 48 horas para que le remita un expediente vinculado a una causa contra un ex gobernador. Desde el STJ alegan sus razones.

El mundo judicial y político se vio conmovido en las últimas horas ante lo que aparece como una desobediencia del Superior Tribunal de Justicia de Corrientes, ante una intimación de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

La Corte solicitó la remisión de un expediente vinculado a una causa judicial relacionada con un ex gobernador de la Provincia. Lo hizo en sendas notas enviadas en marzo, en mayo y ahora en una tercera oportunidad, dándole al STJ un plazo de 48 horas (hasta el lunes próximo) para que se cumpla con lo solicitado. La diputada Mercedes Yagueddú, ex juez hasta el momento de asumir la banca, manifestó su extrañeza por el hecho suscitado entre la Corte y el Superior Tribunal. Expresó que -en la fecha- procedería a pedir explicaciones al Presidente del STJ para que ilustre sobre los antecedentes del caso y responsabilidades por el incumplimiento que motivó la severa intimación efectuada por la Corte Suprema. "Es un hecho que no puede pasar desapercibido", indicó.  "Los legisladores somos responsables, dentro del equilibrio de los poderes, de controlar para que situaciones de esta naturaleza no se produzcan. En verdad me ha sorprendido", señaló la legisladora astradense, quien no dudó en reconvenir públicamente al Presidente de la Corte provincial con algo más que un tirón de orejas.  Dijo que antes de tomar alguna determinación quiere disponer de las aclaraciones que le brinde el titular del Superior. Es un caso realmente sorprendente. Ningún juez pone en duda la supremacía absoluta de las decisiones de la Corte, ni le corresponde obstaculizar el ejercicio jurisdiccional del Alto Tribunal. Se trata en este caso no sólo de garantizar justicia en la Provincia, que no haya denegación ni retardo para nadie, sino además de no sentar el precedente de que un Tribunal local se desacata ante un pedido de la Corte. Prácticamente a las puertas de un escándalo institucional, una alta fuente del Superior Tribunal consultada ayer por EL LIBERTADOR negó que haya desacato ni "desobediencia caprichosa". Recordó que en el expediente en cuestión existe una unificación de penas en tres causas. Y que en una de ellas, la defensa fue en casación ante el Superior Tribunal de Justicia, pero este órgano rechazó elevar esta causa a la Corte Suprema como recurso extraordinario. En esa instancia, los defensores recurrieron a la Corte directamente en queja, ante el rechazo del recurso extraordinario federal. El máximo cuerpo judicial del país declaró admisible el pedido, por lo que requirió el expediente y, para ello, emitió un oficio al STJ.   LA OPTICA DESDE LA  PRESIDENCIA DEL SUPERIOR    En derecho lo acaecido se llama chicanas. Solo que en este entuerto está de por medio nada menos que la Corte, que al estar del fallo conocido ayer no se anduvo con medias tintas. Ya no se trata de un nuevo oficio como explican las fuentes tribunalicias. Es un fallo firmado por cuatro jueces de la Corte. La explicación refiere que los exhortos, oficios y otras comunicaciones entre tribunales superiores se rigen por la ley convenio 22.172. Se establece allí que los oficios deben llevar la firma de la autoridad del tribunal requirente. El oficio remitido en marzo, hace seis meses.llevaba la firma de un empleado administrativo de la Corte. Al ser devuelto para su corrección, en mayo se volvió a remitir, con la firma de un secretario lo cual a criterio de la Corte y conforme a como actúa el alto Tribunal resulta suficiente. Aun así desde el STJ de Corrientes  se volvió a enviar a la Corte, lo cual molestó y mucho a los ministros del alto Tribunal. Ahora, en esta tercera oportunidad ya no se trata de un oficio. Hay de por medio un fallo que lleva las firmas no sólo del presidente Lorenzetti, sino las de los ministros de la Corte, Elena Highton de Nolasco, Juan Carlos Maqueda y Horacio Rosatti. De hecho el tema enojó y mucho a los supremos. Empero, desde el máximo tribunal correntino alegan que dicho oficio hasta ayer no había ingresado al STJ en su formato papel, que es como se hace realmente operativo el trámite. Lo cierto es que uno de los ministros más nuevos ayer reclamó airadamente al Secretario administrativo. No estaba al tanto ni de hecho había sido parte de este desaguisado.  En medio del revuelo creado, el vocero del cuerpo consultado ayer por este medio, dijo que la Corte tiene "supremacía jurisdiccional, pero no administrativa sobre el STJ", es decir, no en el nivel de superintendencia. En los hechos, la Corte Suprema pidió en marzo la causa para tramitar un recurso cuyo otorgamiento había sido denegado por el STJ y pasados seis meses, y luego de dos insistencias aun las actuaciones no fueron elevadas. "La Corte no admite este tipo de situaciones", señalaron a este medio fuentes del alto Tribunal que confirmaron que se procederá con la máxima energía para restablecer el principio de autoridad puesta en duda por un tribunal inferior obligado a cumplir sus decisiones, sin posibilidad de formular reparos de ninguna naturaleza.   Fuente:www.diarioellibertador.com.ar

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios